DOLOR | El cuerpo grita lo que la boca calla

Fortalecer el sistema inmune te permite enfrentar de mejor manera los catarros, las gripes y hasta la Covid-19
12 Octubre, 2020
Hemorroides y fisura anal: un problema bastante incómodo
13 Febrero, 2021

Te contamos todo lo que debes saber del dolor pélvico y cómo lo abordamos desde el IFIP.

¿Es frecuente en dolor pélvico en hombres y mujeres?

Sí y es generado por múltiples causas. Cada caso es diferente, puede ser agudo o crónico.

Para saber su origen hay que hacer exámenes médicos específicos para ofrecer al paciente un tratamiento idóneo que permita que se mejore.

¿Qué puede originar el dolor pélvico?

Son variadas, algunas que podemos mencionar:

  • Las infecciones urinarias, prostáticas o vaginales de repetición
  • La enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Las lesiones musculares y las ligamentarias pélvicas secundarias por la actividad deportiva de impacto o la bicicleta
  • La actividad profesional o laboral debido a estar sentado de forma prolongada.
  • El parto vaginal con episiotomía o instrumental
  • Las complicaciones post-operatorias de cesárea
  • Ejercicios abdominales intensos
  • Reglas dolorosas…

¿Dónde puede estar alojado el dolor pélvico?

El dolor pélvico puede cursar con dolor en zona abdominal baja, ingles, pubis, caderas, zona genital, perineo, zona anocoxígea y zona lumbosacra.

Puede percibirse como un dolor de tipo muscular, visceral, neuropático, o varios de éstos a la vez.

¿Qué debo hacer si tengo dolor pélvico?

Es fundamental que haya un diagnóstico médico, que puede requerir de diferentes especialistas, por lo que en ocasiones, puede requerir mucho tiempo.

Parte de dicho diagnóstico es fisioterápico, y el tratamiento dependerá de la o las causas que provoquen el dolor.

La fisioterapia pélvica puede contribuir a un diagnóstico funcional y a un tratamiento que mejora significativamente la calidad de vida de las/los pacientes.

Es importante que el diagnóstico sea precoz y el tratamiento médico y fisioterápico también; cuanto antes se trate, menos posibilidades de que se cronifique.

#ConsejoIFIP:

  • NO hay que aguantar el dolor.
  • Consulta con tu médico y fisioterapeuta.
  • Pide una segunda opinión.