Abdominales hipopresivos ¿solo una moda o necesidad real?

Nutrición
3 Junio, 2015
Mes del dolor | ¿Qué es el dolor pélvico crónico?
4 Octubre, 2017

Los abdominales tradicionales ya son historia. El nuevo método para trabajar los músculos de la faja abdominal tan solo se basa en la postura y en la respiración y, como todo, en la perseverancia.

¿Son realmente tantos los beneficios como se dice? Te contamos en qué pueden ayudarte.

Alarmas del suelo pélvico
Antes de sufrir incontinencia, la falta de tono muscular en el suelo pélvico puede avisarnos de varias maneras:
1. Vagina abierta. Se manifiesta con ruidos o porque entra agua.
2. Sensación de peso en la vagina y en el suelo pélvico.
3. Pérdida de calidad en las relaciones sexuales.
4. Abdomen prominente en personas delgadas.

Los vídeos de los gurús de YouTube pueden darte una idea aproximada de como se llevan a cabo estos ejercicios, pero no son en este caso la mejor guía para hacer gimnasia hipopresiva. Lo ideal es que un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico te realice una buena historia clínica y también una exploración.

Sin una buen asesoramiento todo el trabajo puede ser en vano o, lo que es peor, dañar la musculatura. “Puede parecer que lo estamos haciendo bien pero quizás estemos activando otros músculos y generando hiperpresiones, lo que supone un empuje hacia abajo que no es nada recomendable”, explica sobre esta tendencia la fisioterapeuta Lydia Serra, directora del Instituto de Fisioterapia Integral Pélvica (Madrid).

PERO… ¿QUÉ SON LOS HIPOPRESIVOS?
En un mes de trabajo hipopresivo a diario notarás los primeros cambios. En seis meses, los verán los demás.

TRABAJAR SIN PRESIÓN

POSTURA Y APNEA.
La combinación de una buena postura eliminando el aire de nuestros pulmones es clave para ejecutar con éxito estos ejercicios. “No es solo meter barriga. Para notar resultados es esencial que personal especializado nos enseñe a hacerlo. Al menos una primera clase es necesaria”, defiende la fisioterapeuta Anna Ponce del centro Fisiogim de Barcelona.

FORTALECEN EL SUELO PÉLVICO
FAJA ABDOMINAL.
Los abdominales clásicos –los de subir y bajar la espalda– trabajan más los músculos rectos del abdomen (la tableta de chocolate), los hipopresivos son más efectivos sobre los músculos oblicuos y los transversos, lo que se conoce como faja abdominal. Además de endurecer la barriga, afinan la cintura y, como consecuencia, fortalecen el suelo pélvico.

RESULTADOS A MEDIO PLAZO
CONSTANCIA.
Los hipopresivos requieren de cierta perseverancia y para lograr resultados deben hacerse a diario. “Si se hacen bien son suficientes unos 15-20 minutos cada día y una misma ya empieza a notar cambios a partir del mes. En un periodo de seis meses, la mejoría ya es bastante evidente”, asegura la fisioterapeuta Lydia Serra, experta en suelo pélvico.

NO SOLO PARA EL POSPARTO
TODOS LOS PÚBLICOS.
Estos ejercicios nacieron para que los músculos abdominales regresasen a su sitio tras el embarazo pero esto está cambiando. “Al principio solo había mujeres en fase de posparto, pero ahora hay mujeres y hombres de todo tipo de edades. Lo hacen porque se sienten bien y porque venir a estas clases les evita dolores de espalda”, cuenta Ponce.
¿Quieres fortalecer tu suelo pélvico?
La solución son estos 15 ejercicios de Kegel.
¿Cuáles serán las mejoras que notarás si haces hipopresivos?
1. Visitarás más el baño
2. Reducirás tu dolor lumbar
3. Mejorarás tus relaciones sexuales
4. Se recolocarán los órganos abdominales
5. Suelo pélvico a tono
6. Vientre plano

Entrevista realizada a nuestra fisioterapueta, Lydia Serra Llosa, para la revista Objetivo y Bienestar. Aquí la entrevista completa: Abdominales hipopresivos ¿solo una moda o necesidad real?